APOSTAR POR “UN DESARROLLO INTEGRAL ALREDEDOR DEL QUESO”

José Carassai es secretario a nivel nacional de Apymel, con apenas 28 años. Según su visión es importante aportar algo más a los productos de nuestra cuenca, tal como lo supo hacer Mendoza alrededor del vino.

José Ignacio Carassai tiene apenas 28 años y es secretario a nivel nacional de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel).

Este villamariense tiene una visión particular de la actualidad de este sector, pero, sobre todo, del camino que debería tomarse hacia adelante.

En primer lugar, no dudó en apuntar: “Estoy convencido de que tenemos que incentivar a jóvenes a que se sumen al rubro. Es fundamental que empiecen a ocupar lugares, porque somos nosotros los que vamos a estar al frente el día de mañana. Y es necesario ir aprendiendo y demás”.

“Los jóvenes venimos no a destruir o romper lo que está hecho, sino a incluir, a ver lo bueno y lo malo de lo que se hizo hasta ahora, y con base en eso mirar hacia adelante”, indicó quien ocupa un importante lugar en la entidad representativa de las Pymes lácteas en el ámbito nacional.

José, quien es parte de la empresa Lácteos Las Tres, cuya planta está en Tío Pujio y tiene oficinas en Villa María, planteó que “como jóvenes tenemos una mirada mucho más sociable y empática entre nosotros, quienes son protagonistas tomando decisiones en las industrias lácteas. Y hago referencia a la juventud, a los desafíos que hoy tenemos y hay que ver cómo llevarlos adelante, pensar estratégicamente cómo solucionarlos para que el día de mañana no sea una complicación”.

Consultado sobre cuáles son esos desafíos, hizo hincapié en una visión particular. “Uno de los desafíos que estamos viendo como industriales es que en Argentina, hoy, estamos en la cuenca Región Centro que se le llama, dentro del país es una de las más importantes junto con Santa Fe y Buenos Aires, y hay que aprovecharlo”, comenzó narrando.

“Creo que, hablando específicamente de nuestra región, hay que aprovechar que somos un polo industrial, que está acá y no en otro lado y explotarlo. ¿Cómo? Hay que trabajar en conjunto sí o sí, no vemos un trabajo individual de cada una de las industrias, sino que, cuando hablamos de industrias, hablamos de todos”, aclaró.

Concretamente, el joven consideró que hay que desarrollar todo el contexto, por ejemplo, los quesos.

“Creo que es algo que involucra a todos el tener una articulación con gente que esté dedicada a brindar conocimiento, con el turismo, con la gastronomía, la industria y el ente público. ¿Para qué articular esto? Para darnos cuenta de que necesitamos generar valor en el producto lácteo en sí, tanto de la industria más chica como la más grande, pero buscar un valor social”, expresó.

A modo de ejemplo, se refirió “a los vinos de Mendoza y el mercado que no estamos viendo”. “Porque justamente es importante la cantidad de personas que trabajan hoy en día en la vitivinícola, desde el turismo, gastronomía, hotelería, todo lo que rodea la industria, y ¿cómo se hace eso? Generando valor, enseñando sobre nuestros productos”.

“Necesitamos elevar la producción y tomar valor del producto que elaboramos, haciendo quizás catas de quesos, empezando a fomentar desde ese lado el consumo, ya que también los jóvenes estamos viendo que nos gusta mucho más vivir experiencias, compartir con amigos, nos criamos con esa cultura, más que consumir el producto solo por precio y nada más”, agregó.

Carassai resumió que “para fomentar el mercado interno lo que veo es que tiene que haber este pequeño clic que estamos encarrilados y hay que avivar el fuego, el desarrollo integral alrededor del queso”.

Fomentar exportaciones

“Creo que es una medida para fortalecer el mercado interno. Hoy, en Argentina, entre el 80% y el 95% de lo que se produce se consume, en materia de leche. Son unos 12 mil millones de litros de leche anuales que se producen”, detalló.

“Hoy Argentina se come casi todo lo que produce, hace varios años que estos 12 mil millones son los mismos, no crece. No se fomenta la exportación. Tiene que haber políticas que incentiven la exportación”, consideró el joven.

En ese sentido, comparó que “es valorable de Argentina que la media de las Pymes está en un rango de entre 25 mil y 50 mil litros procesados por día, lo cual es muy alto comparado con países limítrofes y europeos”.

“Paraguay, por ejemplo, producen alrededor de 3.000 litros diarios. En Europa hay fábricas de 500 litros diarios. Pero es tan caro el queso de la fábrica que produce 500 litros como el de una grande, porque hay una cultura de consumo donde ha tomado valor el producto en sí, dando conocimiento del producto”, puntualizó.

En relación con lo que considera que es necesario, dijo que “faltan políticas agroexportadoras que incentiven a las Pymes a exportar y a las grandes más todavía, lo que permitiría que las Pymes puedan desarrollar más el mercado interno, y no competir tanto por precio”.

“Están apareciendo Pymes más chicas que están empezando a probar con productos distintos, quesos de cabra que antes no se veía, van por cosas nuevas. Lo que hay que hacer justamente con esta nueva camada es empezar a tomar valor de todos los productos, tanto de las chicas como de las grandes y, justamente, valorar al rubro en sí, aportándole conocimiento a la sociedad”, insistió.

Publicado por: Damián Morais

Edairy news

Comparte el articulo

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Linkdin
Comparte en WhatsApp
Comparte en Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!