Una reunión sin resultados positivos para los tamberos

Los productores se fueron decepcionados de la sede de Agroindustria en Buenos Aires tras 3 horas y media de análisis y debate con los principales funcionarios nacionales. Desde el Ministerio se expusieron los avances conseguidos, todo insuficiente para los ruralistas que necesitan la recuperación de la rentabilidad. Se proyectan más acciones de protesta, pero evitando ser utilizados políticamente.

“Decepcionante”, “más de lo mismo”, “sin soluciones concretas” fueron las tajantes definiciones de los tamberos consultados sobre el encuentro celebrado ayer en el Ministerio de Agroindustria de la Nación, a la que los productores de leche acudieron con cierta expectativa. Lo concreto fue que las 3 horas y media de reunión no fueron coronadas con anuncios importantes para los productores, que siguen aguardando por medidas extraordinarias para hacer frente a una crisis económica y financiera casi histórica.
El cónclave estuvo encabezado por el Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Negri, y contó con la participación del Subsecretario de Lechería, Alejandro Sammartino, el Director Nacional de Producción Lechera, Sebastián Alconada, el Subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi, y el Director de Lechería, José Quintana.
Prácticamente todas las agrupaciones de tamberos estuvieron representadas: Meprolsafe, Caprolec, Caprolecoba, APLA, Coninagro, Sociedad Rural, Federación Agraria, CRA, Carbap, Caproler, Cámara de Productores de Leche del Abasto Sur y Cámara de Productores de Leche del Abasto Norte. También hubo emisarios industriales, en este caso representantes del CIL, APyMEL y la Junta Intercooperativa.
Hubo un extenso análisis de la situación de mercado, así como de los proyectos que lanzó el Ministerio y aquellos que planea desarrollar. Entre ellos el Observatorio Lácteo, creado para recopilar, analizar y difundir información sectorial; los Modelos de competitividad; Cambio Rural Lechero, con dos reuniones realizadas en el último tiempo en nuestra región; condiciones de Financiamiento, puntualmente respecto de los subsidios de tasa y condiciones especiales de créditos de los bancos oficiales; la renovación de algunos Mercados Externos, específicamente de Brasil para la leche en polvo; la gestión para las Estadísticas Sectoriales; la reactivación del Consejo Federal Lechero, en la búsqueda de respuestas a la coyuntura; y otros propósitos para el sector.
Lo concreto, más allá del innegable trabajo realizado por el Ministerio, los tamberos no recibieron demasiadas respuestas respecto a los pedidos renovados. Si bien se habló de la recuperación del precio del litro pagado por las industrias, nadie puede dar certezas de los valores de aquí a 2 meses. La leche entregada en agosto no tuvo variación respecto de lo abonado por julio. Se anunció que podía llegar a mejorar $ 0,04 con algunas industrias, muy lejos de lo pretendido por los productores, que requieren con urgencia $ 1,00, $ 1,20.

SIN RESPUESTAS

Los productores insistieron ayer en la necesidad de contar con un marco regulatorio para develar realmente cómo se distribuye el dinero pagado por los consumidores dentro de la cadena de valor. Los tamberos repiten una y otra vez que la renta de la comercialización es desconsiderada y que allí se puede encontrar la diferencia que necesitan para seguir existiendo.
Los representantes gubernamentales expresaron que no tienen los medios legales como para obligar a los integrantes de la comercialización a que se reparta de otra forma la renta, aunque están abocados al control. Conceptos que se reproducen desde el comienzo del período institucional actual pero que no se traduce por ahora en hechos concretos, que al menos puedan despejar las dudas de todos los actores.
Por todo esto los productores consideraron que fueron a “perder el tiempo” a la reunión en Agroindustria, ya que no hubo definiciones o respuestas a sus pedidos. Esto seguramente motivará nuevas medidas de protestas, por ahora sin fecha ni modalidades esbozadas, pero para buscar alguna manera de seguir siendo atendidos.
La idea de instalarse en Buenos Aires y repetir lo realizado en Ruta 34 y Ernesto Salva de nuestra ciudad, con el obsequio de cajas de leche a los transeúntes, sigue vigente, aunque no hay intenciones de que la manifestación sea utilizada políticamente. Por ello la propuesta de asentarse en Plaza de Mayo quedará descartada, para programar quizás una movilización al Ministerio de Agricultura. En este sentido los ruralistas acentuaron la necesidad de que el reclamo, de cualquier tipo y tenor, se mezcle con la política, algo absolutamente criterioso. Acaso los detractores de la política económica llevada adelante por el gobierno de Macri apoyaron en otro tiempo las medidas que impidieron el desarrollo de muchas explotaciones, entre ellas las de la leche.
Mientras tanto los productores seguirán corriendo de a atrás, teniendo en cuenta que sigue sin existir un precio de referencia y que deben contentarse con lo que deciden abonar las industrias. Allí también una incógnita importante, ya que no se sabe públicamente acerca de costos de producción y, en el detalle más polémico para los tamberos, cuánto facturan sus productos al comercio.
El Estado sigue sin realizar intervención alguna, argumenta que no tiene herramientas legales para hacerlo, pero tampoco se encamina a la construcción de reglas claras que equilibre la relación entre las partes.

Fuente: Diario La Opinión

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!