“La semana que viene” se resolverían los problemas lecheros

Fue una buena excusa esta reunión del Consejo Federal Lechero, para que Buenos Aires sea anfitrión en la ex Estancia Santa Rosa, en el parque Pereyra Iraola, sede del Ministerio de Asuntos Agrarios, de un nuevo encuentro, aunque sin definiciones.
Siendo el subsecretario de Lechería de la Nación, Alejandro Sammartino, junto a José Quintana y Sebastián Alconada, quien encabezara el encuentro, estuvieron los responsables del área de las provincias de Santiago del Estero, La Pampa, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, con las ausencias en esta oportunidad de Jujuy y Salta.

Con algunas dudas evacuadas sobre las alternativas actualizadas del Sistema de Gestión de la Lechería Argentina se inició la agenda de temas diversos, compartida en algún momento por el Ministro Leonardo Sarquís, ante quien se hizo mención sobre la necesidad de mejorar los caminos rurales, sobre todo en áreas aún complicadas por las inundaciones.
Uno de los puntos más salientes fue el repaso de las alternativas crediticias de las que dispone el Banco Nación, con plazos de hasta 15 años para su devolución, aunque se destacó desde los gobiernos provinciales que se deben seguir flexibilizando las condiciones para el acceso a estas herramientas.

Avanzando sobre la Ley de Sellos y la premura por bajar las alícuotas, que en algunos territorios trepa al siete por mil de proporción, con base en Santa Fe del uno por mil, aplicable al sector.
Se habló de la posibilidad de generar alguna campaña estatal para el consumo de lácteos, que caería durante este año a los 190 litros per cápita anuales, que no sólo responde a cuestiones inflacionarias, por lo tanto los excedentes de la cadena se transformarían lentamente en una complicación más.

Con respecto a la exportación de productos lácteos se mencionó la necesidad de bajar los aranceles altísimos que siguen rigiendo hacia el mercado mejicano, heredados de la gestión kirchnerista. Se aludió a las declaraciones del Gobierno brasileño, con intenciones de recortar el ingreso de lácteos argentinos, más allá del acuerdo entre privados que comenzaría a flexibilizarse. Al respecto la Nación habló de negociaciones en este sentido, a lo cual debería incluirse la ecuanimidad de cupo entre los integrantes del Mercosur para el comercio entre partes.

Finalmente, Santa Fe propuso que las compras estatales de leche para la asistencia alimentaria, debería ser larga vida y no en polvo, para evitar faltantes de calidad en muchos chicos que reciben el producto en destinos sin acceso a agua potable. También se mencionó la necesidad de generar mejores controles de AFIP a lo largo de toda la cadena lechera, con mayor foco en el consumo, en áreas gastronómicas, para no dejar siempre el foco en la actividad primaria, principalmente.

Sin definición alguna, como siempre, en dos meses será Entre Ríos quien reciba a las provincias lecheras , en el que sería el anteúltimo encuentro del año, este 2017 en el que se retomó la ronda del CFL.

Otra vez, sucesión de semanas

Pedro Morini, el secretario de Lechería santafesino, confirmó a EDairyNews que nuevamente la respuesta de la Nación sobre los fondos prometidos para los créditos a tamberos fue “la semana que viene se va a firmar el acuerdo con el Fondagro para hacernos llegar el dinero”. Lamentablemente esta estrategia que baja desde el Minagro se repite cíclicamente ante cada consulta, al menos desde el mes de mayo. De todas maneras, la provincia sigue entregando los créditos de hasta dos mil pesos por animal, hasta 200 cabezas por productor, con un año de gracia y a tres por pagar.

Del mismo modo, la “semana próxima” sería la clave para habilitar los 250 millones que aún restan enviarle a SanCor CUL.
Supuestamente, ayer hubo algún encuentro entre el Gobierno nacional y Atilra, para avanzar en las modificaciones del convenio colectivo de trabajo. También esto se daría en próximos días, pero de todas maneras queda abierta a la interpretación que actualmente pesa más el sector del Ejecutivo que busca la desaparición de SanCor, antes que el salvataje. Si bien la cooperativa está intentando recuperarse por sí sola, “atarla” al gremio es condenarla. “SanCor no puede ser la variable de ajuste, para toda la lechería nacional”, aseguró Morini, sobre la necesidad de resolver estas condiciones de tira y afloje con una gremial que creció más que toda la cadena en los últimos años y que ahora en medio de una crisis profunda, parece ser la llave para un escape exitoso.

Por Elida Thiery / Fuente: Edairy News

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!