DON EUGENIO RECIBIÓ UN PREMIO CLARÍN EN LA CATEGORÍA DESARROLLO EN LECHERÍA

A mediados de los 90, escapando a la crisis que vivía el agro, en Pergamino la familia de Alfredo Trucchia decidió́ cambiar de rumbo.

Dejaron la actividad de contratistas, vendieron las máquinas y compraron siete vacas con las cuales pusieron en marcha un tambo.

Alfredo, junto a su esposa Mireya, tenían un sueño: lograr que sus hijos regresaran a casa, graduados, a compartir el trabajo en la empresa familiar.

Comenzaron a producir leche, luego masa para mozzarella y al final se animaron con los quesos. El salto grande lo dieron cuando accedieron a un terreno en el Parque Industrial de Pergamino y fundaron su propia empresa láctea: «Don Eugenio», que cuenta con un laboratorio propio y un protocolo de industrialización de leche Jersey.

Actualmente elaboran una amplia variedad de quesos blandos, semiduros y duros, que comercializan en seis locales propios en Pergamino y en comercios de la zona.

Don Eugenio, es un ejemplo de integración productiva, en el cual generan desde la materia prima hasta el producto final que llega al consumidor. Constituye el resultado de la gestión de una familia que apostó a paliar una crisis con trabajo, capacitación y dedicación. Además, cumplieron el sueño: los cuatro hijos están integrados a la pyme familiar.

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!