El ministro Contigiani levantó la voz

El ministro de Producción, Luis Contigiani, calificó como «un tsunami» al temporal que afecta a la provincia y criticó a los funcionarios de la Nación: «No alcanza con venir a Santa Fe a teorizar sobre el cambio climático, se necesitan ayudas concretas, créditos para superar este evento extraordinario». «Deberían estar trabajando junto a las provincias en soluciones concretas», dijo y pidió «más compromiso» a esos mismos funcionarios. Con un perfil más alto que el acostumbrado para funcionarios del área, Contigiani tampoco tuvo pelos en la lengua al ser consultado sobre la visita del presidente Mauricio Macri a las zonas afectadas (ver aparte): «No sé los detalles de lo que hizo el Presidente, pero sea lo que sea, en términos de política, contradice el discurso de federalismo e institucionalidad».

El ministro Contigiani señaló que «en el marco de la situación de emergencia que presenta nuestro territorio, pondremos a disposición del sector productivo una batería de herramientas de apoyo en las que estamos trabajando: un fondo rotatorio para el sector arrocero de 20 millones de pesos».

También apuntó a un pedido «ante Nación para que acelere el fondo compensador a productores tamberos de 50 centavos por litro de leche -en los primeros tres mil- de los cuales 10 centavos son aportados por el gobierno provincial, lo que nos significa más de 30 millones de pesos». Y colgó, de paso, un tercero: «La solicitud al gobierno nacional para que firme el convenio y quede operativa la línea de créditos para tamberos que la provincia tiene lista hace 40 días; y un fondo para la cuenca cañera; entre otras».

El funcionario se explayó ayer en declaraciones radiales analizando que «el impacto del evento climático ha sido muy agresivo, ha puesto en crisis al sector productivo de la provincia» y afirmó que «el 80 por ciento de la cuenca lechera está bajo agua, con pérdida de animales y caída de producción muy grande en un sector que ya venía en crisis».

«En otros casos como en el de la soja en el que teníamos buenas expectativas, está en stand by, no sabemos qué daños y perspectivas vamos a tener», agregó. Contigiani explicó que «si bien la idea es dar esperanza, pero la situación es de desastre, en algunos casos como la lechería esto ha sido como un tsunami».

En ese marco alertó sobre la escasa ayuda que se recibe por parte de la Nación. «El sistema de emergencia ya no alcanza para cubrir las consecuencias de los eventos climáticos actuales», dijo para aclarar que no es acorde a lo que sucede para ayudar al sector productivo.

Consultado en el marco de la Comisión Técnica que evaluará la extensión de la emergencia agropecuaria, debido a las consecuencias de las lluvias y crecidas en las zonas rurales de la región, el ministro de la Producción, aseguró: «Determinamos la necesidad de declarar emergencia y desastre, ya que hay sectores, como la lechería y el arroz, que superan el 50 por ciento de daños en la producción».

Con relación al impacto del fenómeno de «El Niño» en la región, expresó: «Este tipo de regímenes agrícolas, totalmente desbalanceados y cerca del monocultivo, producen sistemas que no alcanzan a absorber el agua».

Asimismo, Contigiani se refirió a la relación entre la siembra directa y el monocultivo y la apropiada absorción del agua: «En sí misma, la siembra directa no es el problema. El problema es el sistema que tiende al monocultivo». «En el presente, el balance para absorber el agua no llega a 500 mm en el año. Antes, teníamos un régimen agropecuario preparado para absorber de 1000 a 1200 mm», precisó.

FUENTE: Página 12 – Rosario