Uruguay exportará a Venezuela a precios superiores a los del mercado

Misión comercial concretó la colocación de leche en polvo, quesos, arroz, carne de pollo y soja.

Misión comercial concretó la colocación de leche en polvo, quesos, arroz, carne de pollo y soja.
Los precios que Uruguay obtuvo para las colocaciones de agroalimentos que hará en Venezuela, inicialmente en el marco del pago de la deuda de Ancap por el petróleo adquirido a PDVSA, están por encima de los que se logran en la concertación de negocios internacionales, destacó el ministro Tabaré Aguerre.

En el marco de una conferencia de prensa que brindó este jueves en la sede ministerial, acompañado de representantes de las agroindustrias que participaron de las negociaciones en Caracas, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca destacó que en esta primera instancia se reabrió el mercado venezolano para la colocación de 90 mil toneladas de arroz, 80 mil toneladas de soja, 44 mil toneladas de leche en polvo, 12 mil toneladas de quesos y 9.000 toneladas de carne de pollo.

Precisó que para esos volúmenes existen fechas de entregas comprometidas.

Señaló que ese volumen de leche en polvo es el 40% de la producción anual de Conaprole, que las 12 mil toneladas de quesos serán exportadas por las empresas Claldy, Pili y Calcar que entre las tres eram responsables del 93,7% de los quesos colocados en Venezuela previo a la caída de ese mercado (por eso se las seleccionó).

Todos esos productos contemplan negocios por un monto global algo superior a lo estimado en principio, que era unos US$ 300 millones, ello en el marco del acuerdo entre los gobiernos de ambos países para proceder al cancelamiento anticipado del financiamiento de la deuda de Ancap con PDVSA.

El gobierno nacional, en consejo de ministros, tomó la decisión de generar esa masa de dinero facilitando la colocación de productos exportables de Uruguay, recordó Aguerre, quien dijo que las gestiones iniciales se realizaron los días 6 y 7 de julio en Montevideo.

Indicó que para concretar esto se innovó, con la asistencia del Ministerio de Economía y Finanzas, creando un fideicomiso que funcionará en el banco Bandes Uruguay, por el cual los exportadores realizarán las exportaciones y recibirán los pagos.

No obstante, dejó en claro Aguerre, a propósito de una actitud manifestada por los presidentes Tabaré Vázquez y Nicolás Maduro el 17 de julio en Brasilia, este ejercicio que se establece tenderá a sostenerse y extenderse con la expectativa de llegar incluso a los US$ 1.000 millones, estando previsto ampliar la operativa a otros rubros, lo cual obviamente dependerá de la demanda venezolana.

Conaprole exportará la leche en polvo, las empresas Calcar, Claldy y Pili los quesos, Tres Arroyos la carne de pollo, la soja se exportará mediante la acción de la Asociación de Comerciantes de Granos y el arroz por parte de la Gremial de Molinos Arroceros.

Se exportará soja por primera vez, en arroz hay algunos antecedentes, en tanto que en el resto de los rubros se venía exportando en los últimos ejercicios, incluso en el caso de los quesos desde hace 35 años, señaló el ministro.

En el marco de estos acuerdos las empresas que ya venían exportando hacia ese mercado y tenían montos por cobrar, Conaprole y Tres Arroyos, podrán corregir esa problemática.

Álvaro Ambrois, presidente de Conaprole, destacó especialmente el valor que tiene haber destrabado este mercado; “es tal vez lo más destacable”, indicó, resaltando que Venezuela es un cliente históricamente importante, valorando la acción emprendida en forma conjunta por el sector público y los privados. Elogió, de este acuerdo, que se ganará en fluidez para concretar las colocaciones dado el mecanismo de comercialización acordado.

Renato Gasteau, presidente de la Gremial de Molinos Arroceros, explicó que un beneficio concreto en relación a lo negociado es que los precios acordados están en un mismo nivel que los precios a los que Uruguay coloca arroz en Perú, México y otros donde se reconoce la calidad del arroz uruguayo.

“No son mejores ni peores”, dijo Gasteau. Celebró, además, que con el mecanismo de pago acordado se gana en seguridad, facilitándose la logística al no ser necesario por ejemplo la aprobación de una carta de crédito con la demora que ello implicaba y que se podrá exportar con mayor fluidez y en volúmenes mayores a los establecidos en esta primera misión.

Andrés Capurro, gerente comercial de Cereoil, señaló que no existen antecedentes de venta de soja a Venezuela, que sí se exportó trigo y que “el espíritu es ampliar los productores de manera tal de aumentar la corriente comercial”.

Hugo Pareschi, gerente general de la empersa Calcar, comentó que “por primera vez” el sector de la exportación de quesos hará una venta directamente al gobierno venezolano, dado que antes siempre se trató de acuerdos entre privados. Ello, definió, “nos da una enorme certeza”, en cuanto a la concreción de los negocios y la obtención de los pagos.

Aguerre destacó el valor que tiene recuperar un mercado, el venezolano, que durante 2014 significó el 35% de los mercados lácteos para Uruguay, con un porcentaje similar en 2013, que fue de un 20% en 2012 y al cual en lo que iba de 2015 no se había exportado, lo cual generó un impacto magnificado porque en estos momentos hay un estancamiento de los negocios internacionales y con precios a la baja, complejidades agudizadas en lo interno por la sequía.

Durante el año pasado Uruguay colocó lácteos en Venezuela por US$ 282 millones; “fue el mercado que pagó más y mejor”, dijo el ministro.

Aguerre manifestó que en toda esta operativa se construyeron oportunidades, actitud abierta a que en un futuro se puedan integrar otros productos.

Ante una pregunta, indicó que los embarques podrán comenzar no bien las empresas involucradas realicen las gestiones administrativas correspondientes, para lo cual sus representantes viajarán a Venezuela en los próximos días, para concretar la firma de los contratos correspondientes.

También se dejó en claro que pese a la situación de sequía existente en el país, no habrá dificultades para cumplir con las entregas que fueron acordadas.

Aguerre dijo que si bien el gobierno actuó como articulador en la reciente misión comercial, los negocios los acordaron los privados con Corpovex (Corporación Venezolana de Comercio Exterior SA, la compañía oficial que se encarga en ese país de las importaciones de alimentos y materias primas), optando por no divulgar las cifras acordadas, aunque señaló que están por encima de los actuales precios de mercado. “No es conveniente que manejemos los números”, enfatizó el ministro.

Aguerre explicó que este acuerdo permite solucionar en buena medida uno de los problemas que hay especialmente en el sector lechero, donde la crisis se ha expresado en forma más relevante dada la conjunción de tres factores. Uno de ellos, la dificultad para encontrar mercados, es en parte corregida con esta demanda concretada desde Venezuela. Los otros factores son la baja de precios internacionales, que se puede corregir más adelante sin que exista fecha concreta, y la sequía.

Detalló que los US$ 282 millones que Venezuela aportó a la economía nacional en 2014 por su compra de lácteos uruguayos representan US$ 229 millones de valor agregado nacional, que implica una cifra muy superior si se considera la multiplicación que genera en los servicios, la logística y todo lo relacionado con la lechería, lo cual alcanza al 5,6% del Producto Bruto Agropecuario.

Aguerre se preguntó qué significaría no tener ese mercado disponible, que en el semestre inicial de 2015 no importó lácteos como lo venía haciendo. Respondió que, por el monto involucrado y en base a datos del Instituto Nacional de Estadísticas, esa producción de leche equivale a 4.538 puestos de trabajo en la fase primaria y 1.970 en la industria, en un momento donde existe preocupación por cómo se ha movido la tasa de desempleo.
Participación pública y privada

Los anuncios fueron realizados por el ministro Tabaré Aguerre; el director de Asuntos Internacionales del MGAP, Mario Piacenza; el presidente de la Gremial de Molinos Arroceros, Renato Gasteau; el integrante de la directiva de la Asociación de Comerciantes de Granos y gerente comercial de Cereoil, Andrés Capurro; el presidente de Conaprole, Álvaro Ambrois; y por el gerente general de Calcar, Hugo Pareschi.
http://www.elobservador.com.uy

Fuente: Lechería Latina

 

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Una respuesta

  1. Me pregunto por que Argentina no puede lograr estos acuerdos , nos falta un gerente de ventas ? quien cumpliría ese Rol . Entiendo que debería ser Secretaria de Comercio , pero la verdad , Ustedes ven al Secretario y Subsecretario vendiendo algo ? no los veo . O hay gato encerrado y hay una parte de la película que no estamos viendo . El único que vende algo es Sancor y al precio que vende le permite pagar la leche un poco mejor , podrían explicarme que siendo un negocio que interviene el estado , solo una empresa sea beneficiaria ? por que no se reparte ese cupo como lo hacen en Uruguay . Nos fumamos durante años a los Chávez y los Maduros para que ahora salgan a comprar a otros países . Estoy seguro que si Cristina agarra la manija vende lo que Argentina necesita vender . Nunca tuvimos un mejor gerente de ventas que nuestra presidenta , lastima que este mal asesorada .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!