Referentes del rubro lechero se refirieron a las medidas del Gobierno para apoyar a la actividad

Desde JIPL y Apymel coincidieron al destacar que las disposiciones tomadas por el Estado son buenas, pero no suficientes para contrarrestar el difícil momento que está atravesando el rubro

El presidente Macri en pleno discurso
El presidente Macri en pleno discurso

El último viernes el Gobierno nacional anunció medidas de apoyo al sector lechero, a través de compensaciones y ayuda crediticia, con miras a lograr descomprimir la crisis que atraviesan los productores e incrementar la producción y la exportación de lácteos.

Ante esa situación, EL DIARIO decidió consultar a algunos referentes del sector lechero local, para que puedan analizar la manera en la que creen influirán esas disposiciones en el rubro.

Los consultados fueron el titular de la Junta Intercooperativa de Productores de Leche (JIPL), Danny Lorenzatti, y el vicepresidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), Javier Baudino.

“Cualquier medida es bienvenida”

En primer lugar, Lorenzatti sostuvo que “el objetivo de todas las entidades que firmaron el acuerdo es acompañar el inicio de un nuevo Gobierno y la verdad que, ante la difícil situación del sector, cualquier medida es bienvenida”.

Lorenzatti, de JIPL, vio con buenos ojos las disposiciones anunciadas por el Gobierno

“Estas medidas se acordaron rápidamente y marcaron una intención de ir mejorando, de cambiar una situación coyuntural que para nosotros no tiene responsables dentro del ámbito de las políticas internas del país”, agregó.

Al respecto dijo que “la difícil situación por la que está atravesando el sector tiene mucho que ver con lo que está sucediendo en el mercado internacional. Cuando uno observa la situación mundial de la lechería puede ver claramente que en todos los países se está pasando un difícil momento”.

“Las nuevas disposiciones son paliativas y van a servir para que durante los meses de octubre, noviembre y diciembre quienes produzcan hasta tres mil litros diarios de leche reciban una compensación”, señaló.

También indicó que “se le está dando un mensaje a la industria para que trate de defender o mejorar el precio de la leche lo más rápidamente posible. Este acuerdo dará mejor o más rápido resultado si se trabaja rápidamente en toda la cadena lechera”.

“El sector lácteo es una gran cadena que comienza en la producción primaria y termina casi en la mesa del consumidor”, dijo.

A la vez manifestó que “creo que de una vez por todas se tienen que sentar a conversar todos los eslabones de esa cadena a consensuar algunas cuestiones. Hay que consensuar un acuerdo para que todos se sientan con una participación equitativa y para que ninguno le eche la culpa al otro por la situación del sector”.

“Desde nuestra entidad bregamos para que eso se pueda lograr, que de esa manera el productor apueste a hacer buenas reservas y que apenas se logre revertir esta situación empiecen a tener un cambio de sentido los precios”, esgrimió.

Al mismo tiempo comentó que “si hoy el tambero tiene algunas hectáreas para hacer silo y las ve buenas, teniendo en cuenta las retenciones que se le quitaron al maíz, probablemente destine una parte a esa actividad y otra a cosechar para hacer rápidamente capital de trabajo”.

“Eso va a repercutir en que el productor le va a sacar reserva a su tambo y va a generar que en primavera se produzcan menos litros de leche. De todos modos esperamos que la decisión sea apostar a la lechería”, destacó.

Para finalizar aseguró que “todos tenemos esperanzas de una recuperación del precio internacional de la leche”.

“Eso va a generar que la lechería se acomode medianamente, que sea competitiva y que no sea desplazada por la agricultura, tal como ha ocurrido en otras oportunidades, generando la desaparición de tambos”, redondeó.

“Políticas a largo plazo”

Por su parte, Javier Baudino opinó que “los anuncios realizados por el Gobierno son paliativos momentáneos”.

Baudino, de Apymel, opinó que se deberían implementar medidas a largo plazo

“Lo que uno está pidiendo hoy son políticas de largo plazo. Lo anunciado por el Gobierno es una ayuda monetaria de muy corto plazo”, analizó.

Seguidamente manifestó que “el problema de la lechería no se soluciona con pagarle al tambero 40 centavos más el litro de leche. La situación que atraviesa el sector se debe a los precios internacionales de la leche en polvo, que están extremadamente bajos”.

“Eso arrastra a todos los otros productos ‘comoditizados’, que son los que más vende la Argentina”, agregó.

Al mismo tiempo sostuvo que “desde Apymel lo que más estamos pidiendo es ver de qué manera la lechería del país se reordena para que los productos que hoy tienen muy bajo precio se sigan colocando en el exterior y que la gente que coloca esos productos a valores muy bajos reciba una compensación”.

“Si los precios internacionales se mantienen bajos, tenemos que hacer algo diferente. Desde nuestra entidad presentamos propuestas para combatir ese inconveniente, por ejemplo, implementando bonos de exportación o sistema compensatorios”, añadió.

También indicó que “Argentina ha probado diferentes formas para contrarrestar la crisis del sector, pero cuando se quiso discutir las grandes industrias siempre dijeron que eso no sirve”.

“Las empresas más importantes no quieren discutirlo porque le han pasado el problema al productor. Lamentablemente no hay un brazo conductor que ponga un orden a esta situación. Sin todos esos aspectos anteriormente mencionados, no hay políticas a largo plazo”, manifestó.

A continuación expresó que “hoy la lechería quizás pueda tener alguna mejora, porque los 40 centavos ayudan, pero solamente por cuatro o cinco meses. Si no se toman otras medidas, cuando lleguemos a mitad de año la crisis va a ser peor que la que pasamos en 2015”.

“La industria lechera tiene una situación de debilidad muy grande y el problema del productor es que no tiene a quién trasladarle ese problema. Creo que a la industria tampoco le está yendo bien”, lamentó.

Para seguir, indicó que “en lechería Argentina no tiene problemas de producción ni de industrialización. El tambero tiene capacidad de generar más leche y la industria de procesarla”.

“No por echarle la culpa al supermercadismo, el problema siempre es comercial. Hay que saber comercializar la industria con excedentes. Eso no se puede hacer por cada una de las industrias, sino que tiene que haber una política regulatoria”, analizó.

Para ir terminando sostuvo que “si alguien tiene una empresa importante, que creció para tener el 50% de su producción para exportación, esa empresa no puede invadir y destruir el mercado interno”.

“Tampoco hay que pretender que esa empresa se funda vendiendo afuera para que otros se salven”, concluyó.

No quiso hablar

Alguien que también fue consultado por este matutino para realizar su análisis, fue Arturo Jorge Videla, exsubsecretario de Lechería de la Nación.

Respetuosamente, manifestó que “éste no era el momento indicado para realizar declaraciones en los medios de comunicación”.

El jueves vendría Sanmartino

En un fragmento de la entrevista realizada a Danny Lorenzatti, el titular de JIPL adelantó que se están manteniendo conversaciones con el flamante subsecretario de Lechería de la Nación, Alejandro Sanmartino, para que el próximo jueves pueda llegar a la ciudad de Villa María y mantener reuniones con referentes del sector lechero de la ciudad y la región.

Alejandro Sammartino por firmar el acuerdo
Alejandro Sammartino por firmar el acuerdo

Fuente: http://www.eldiariocba.com.ar/

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!