Por qué APYMEL no firmó la paritaria

Durante la tarde de hoy se suscribió la paritaria del sector lácteo que establece la nueva pauta salarial (porcentaje y forma de pago) para el período 2015/2016, con la firma del CIL (Centro de la Industria Lechera), SanCor y la Junta Intercooperativa de Productores de Leche. Luego de consultar a sus socios en todas las provincias, APYMEL no suscribió el acuerdo sin objetar el 31% de aumento solicitado por ATILRA.

Si bien la asociación reconoce que esta pauta es difícil de afrontar para las pymes, lo que es de imposible cumplimiento es la forma de pago (escalonamiento / grilla) de dicho aumento.

El principal recurso de las pymes lácteas, empresas mano de obra intensivas, es su gente, por lo que APYMEL intentó acordar una forma de pago diferenciada del aumento propuesto que tenga en cuenta la especial situación de crisis que atraviesa el sector lácteo y que golpea de manera más agresiva a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Un buen ejemplo de este impacto lo vemos hoy en la cuenca de Villa María, donde en los últimos meses cerraron la empresa Dulcor, las plantas de Lácteos de Pozo del Molle de Villanueva y Tío Pujio, está parada la planta de Santa Clara, y La Cristina ofrece retiro voluntario a su personal, en total 220 puestos de trabajo perdidos o en riesgo límite en una economía regional clave de la lechería nacional.

Los 30 empleados de Dulcor que quedaron sin trabajo en la localidad de Ucacha representan el 0.75% de la población total y el 3% de las familias de la comunidad. Trasladando estos porcentajes a la dimensión de una ciudad grande, Córdoba, equivale al cierre de una planta de 15.000 empleados, o a la pérdida de 100 mil empleos en la provincia de Buenos Aires.

La continuidad de este panorama implica el fin de gran cantidad de pymes que no pueden competir. En este contexto, y para evitar el derrumbe del sector lácteo argentino, APYMEL propone a las autoridades y a todos los actores de la cadena láctea analizar una serie de medidas para enfrentar la crisis:

  • Solicitar una reunión de urgencia de la Cadena Láctea Argentina.
  • Adelantar las compras de los estados nacional y provinciales.
  • Generalizar el subsidio de los 30 centavos para todos los tambospor los primeros 3.000 lts.
  • Otorgar warrants para estacionamiento de quesos.
  • Coordinar junto al Estado ventas en bloque a países amigos.
  • Apoyar la exportación mediante la creación de un fondo anticíclico y aumento de reintegros.

Para APYMEL y las empresas socias, lo más importante en el contexto actual es conservar las fuentes de trabajo, lo que necesariamente requiere mantener las empresas funcionando. Es momento de pensar colectivamente qué es lo mejor para todos los que estamos vinculados a la cadena láctea.

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!