Podrían subir los lácteos y la industria pide «comprensión»

Inundaciones. El Centro de la Industria Lechera explicó que 80% del área productiva fue afectada por las lluvias y la recepción de leche se redujo 25%. Anunció que subirá los precios a los tamberos y que esto podría repercutir en las góndolas.

La fuerte merma de la producción de leche que provocaron las intensas lluvias y las inundaciones en la principal zona productiva del país desencadenará en una suba de los precios finales de los productos lácteos. Lo reconoció este miércoles el Centro de la Industria Lechera (CIL), que pidió la «comprensión» de los consumidores ante posibles retoques de precios y faltantes en las góndolas.

En un comunicado, la entidad que agrupa a las principales usinas lácteas del país señaló que «el actual fenómeno climático ha asestado un duro golpe a la cadena láctea, que ya atravesaba una crisis con escasos precedentes». Luego precisó que la gran cantidad de lluvias caídas en lo que va de abril afectó «un área geográfica de gran amplitud, que se estima cubre cerca del 80% de la zona de producción lechera«.

«La consecuencia obvia, aún hoy muy difícil de medir en toda su magnitud, es una sensible merma de la producción de leche a nivel de tambos, y consecuentemente una fuerte caída tanto de la industrialización como de la oferta de productos lácteos«, añadieron los industriales.

Según las primeras estimaciones que maneja el CIL, en abril habría una caída de la recepción de leche del 15% frente a marzo y de entre 20% y 25% en comparación con abril de 2015. «En Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos estas mermas son muy superiores», se aclaró. En rigor, allí los dirigentes tamberos denuncian que su producción se redujo prácticamente a la mitad por el temporal.

En este escenario, las industrias lácteas pidieron la «máxima comprensión» de los consumidores y del resto de la cadena, en especial de los comercios y supermercados. Tal como se preveía, habrá un sensible reacomodamiento de los precios pagados al productor,que podría impactar en las góndolas. También podría discontinuarse mientras dure la emergencia la elaboración de algunos productos.

«En esta coyuntura crítica, en que las relaciones de oferta y demanda cambiaron drásticamente, la industria láctea buscará por todos los medios una sensible mejora del precio al productor de leche, tan necesaria como urgente«, sentenció el CIL. Hasta el mes pasado, antes de esta crisis generada por las lluvias, el debate pasaba justamente por los precios. Los tamberos venían cobrando de 2,60 a 2,70 pesos por litro entregado a las industrias, pero argumentaban que ese dinero no alcanzaba ni siquiera a cubrir sus costos, que estaban cercanos a 4 pesos por litro.

«La producción primaria, sin dudas el eslabón que sufre con mayor crudeza el impacto devastador de este desastre climático, se debate en muchos casos entre la continuidad o el cierre de tambos. Aquellos que logren resistir, verán menguada su capacidad productiva no sólo para lo que resta del año, sino también para el venidero», reconocen ahora los industriales, que pidieron a los consumidores «la máxima comprensión ante esta delicada como crítica situación».

FUENTE: Clarín

 

 

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!