Mastellone quiere una cuenca lechera en San Luis que le provea un millón de litros diarios

mastellone-hnos-También buscarán generar nuevas cuencas en zonas extra pampeanas, al que llaman “crecimiento horizontal”, facilitando la radicación de nuevas unidades productivas en regiones que tengan probado potencial.

Generar nuevas cuencas lechera extra pampeanas de gran volumen, donde haya baja competencia con  la agricultura, es el objetivo del “Plan más leche” que la firma Mastellone, dueña de la marca La Serenísima, puso en marcha la semana pasada  y que incluye a San Luis, donde piensa invertir una importante, aunque desconocida suma para ampliar su actual planta de procesamiento de quesos y en una envasadora de leche para abastecer a una gran región de país.

La firma procesa 4,3 millones de litros diarios y quiere llegar a los seis millones, de los cuales un millón espera lograrlos en la cuenca lechera que quiere desarrollar en San Luis.

El crecimiento que se plantea la compañía se basa en el análisis de la demanda mundial de alimentos y de lácteos particularmente, que se encuentra en crecimiento y se espera que así continúe alcanzando un 29% acumulado en diez años (20 millones de toneladas anuales), superando los niveles de crecimiento de la producción mundial (2% anual).

Asegura que Argentina tiene la capacidad de abastecer esa demanda internacional de productos lácteos y el crecimiento del consumo interno, a través de la generación de niveles productivos superiores a los que alcanzamos en la última década.

El “Plan más leche” fue explicado por directivos de Mastellone durante una reciente visita del gobernador Claudio Poggi y su objetivo es desarrollar la producción lechera en Argentina por medio de proyectos sustentables económicamente, focalizados en aquellos aspectos técnico-económicos que limitan el crecimiento de los tambos existentes y ampliando las cuencas de producción en aquellas zonas y provincias donde exista potencial para este sector.

Los ejes de los programas  para un mayor crecimiento de la producción láctea estarán focalizados en aumentar la producción de las actuales unidades productivas con crecimiento vertical a través de gestión, tecnología y capacitación: “Hace varios años la compañía se encuentra trabajando en la búsqueda de herramientas que permitan el aumento de la productividad y la producción por tambo. El premio al crecimiento, el programa de semen sexado y la financiación de insumos son algunos ejemplos de esta línea de trabajo”.

También buscarán generar nuevas cuencas lecheras en zonas extra pampeanas, al que llaman “crecimiento horizontal”, facilitando la radicación de nuevos unidades productivas en regiones  que tengan probado potencial para la producción lechera.

Un análisis del contexto actual

Sobre la producción y consumo de lácteos, la compañía analizó que entre 2000 y 2012 se registró en Argentina una tasa de crecimiento promedio anual de producción de 1,21%, un valor inferior al registrado durante la década 1980-1990 (2,7%), consecuencia principalmente por la competencia de la agricultura, fundamentalmente soja, por el uso de la tierra.

Según datos de Mastellone, Argentina produjo en el 2012 unos 11.300 millones de litros de leche, de los cuales se destinó el 78% al abastecimiento del mercado interno y que el consumo per cápita nacional registró en los últimos diez años tasas de crecimiento anuales del 1,8%, destacándose 4,5% de crecimiento en quesos.

En términos generales, considera que  el país se caracteriza por producir leche a costos inferiores a la media mundial por sus características climáticas y sistemas productivos y por ello ocupa el puesto 14 del ranking de producción mundial. Respecto a la elaboración, es el 4° productor mundial de leche en polvo y el 10° en quesos, lo que lo posiciona como el 9° exportador de lácteos del mundo (3,2% sobre el volumen total)

“Consideramos que Argentina tiene la capacidad de abastecer la demanda internacional de productos lácteos y el crecimiento del consumo interno, a través de la generación de niveles productivos superiores a los que alcanzamos en la última década”, asegura.

De acuerdo al estudio de la empresa, para el desarrollo de la actividad lechera son necesarias determinadas condiciones agroclimáticas que aseguren el confort animal, suelos y recurso hídrico para el crecimiento de las pasturas y los granos para la alimentación de los rodeos lecheros. Esto dio como resultado la concentración de la actividad en las regiones centrales de las provincias de Buenos Aires (25%), Córdoba (37%) y Santa Fe (32%).

Sin embargo, advierte que  en estas zonas la  creciente rentabilidad de la producción agrícola desarrolló una fuerte competencia por la tierra y generó mayores costos indirectos como y directos derivados tanto por el uso de granos para la alimentación del rodeo lechero como por el costo de alquiler de la tierra.

“Esta alta dependencia de la relación $ leche/ $ grano es en el tambo sinónimo de una elevada variación de los costos de producción y por ende, de una fuerte variación en la producción de leche y que explica en gran parte los ciclos pendulares de la lechería nacional”, analizó.

En consecuencia, Mastellone considera que para generar un crecimiento de la producción nacional en forma constante y sostenida, se debe alcanzar no solo una fuerte mejora de la productividad de los tambos medios existentes, de modo tal de mejorar los márgenes netos comparativos con la agricultura, sino además encarar programas de desarrollo de nuevas áreas productivas donde la competencia de la agricultura sea menor.

La firma contó que además de las acciones previstas para mejorar la productividad y gestión de los actuales tambos remitentes, una alternativa sobre la cual se está trabajando es la de expandir la producción de leche en zonas extra pampeanas: “Dentro de ellas la provincia de San Luis es, a juicio de la compañía, una región con alto potencial  de producción lechera ya que cuenta con la ventaja de disponer del clima, suelos y recursos hídricos para riego que permitirían obtener altos niveles de producción de forrajes y granos y producción lechera; la disponibilidad de recurso hídrico subterráneo en la región, sin el cual la actividad resulta inviable, otorga un fuerte seguridad climática al modelo durante todo el año, evitando así los inconvenientes asociados a los excesos y escasez de agua propios de las regiones de secano”.

Al estimar un crecimiento de la producción nacional de leche cercano al 35% acumulado en 10 años, unos 15.000 millones de litros, considera que la generación  extra pampeana aportará aproximadamente el 20% de ese crecimiento 2.000.000 por día/año y 8.400.000 litros por día/año proveniente de zonas tradicionalmente lecheras.

Actualmente Mastellone  procesa un promedio de 4.300.000 litros de leche por día. Su objetivo es incrementar gradualmente el recibido para llegar a procesar 6.000.000 litros de leche por día, equivalentes al 15%-17% de la producción nacional: “Se estima que es posible alcanzar 1.000.000 de litros procedentes de la Cuenca Lechera San Luis”.

Para hacer viable el crecimiento en la producción primaria Mastellone cree necesario que la leche que se genere en la nueva cuenca pueda ser procesada allí mismo, evitando costos de transporte que la tornen “no competitiva”.

En la actualidad la compañía realiza los procesos de maduración, trozado, rallado y envasado de sus quesos semiduros y duros en Villa Mercedes, San Luis, que son elaborados en las plantas de Canals, Leubuco y Trenque Lauquen.

Para continuar con el crecimiento y fortalecimiento del mercado doméstico y para dar respuesta a la demanda internacional, es necesario ampliar la capacidad de producción, insiste en su análisis: “La instalación de una nueva planta de recepción de materia prima, envasado de leche y elaboración de quesos semiduros en San Luis, permitirá incrementar el volumen de producción, incorporando tecnología moderna que permita elaborar nuevos productos (variedades y formatos)”.

Detalló que durante la primera etapa del proyecto el ingreso de materia prima se desarrollará en forma gradual por lo que la instalación de una planta envasadora de leche fluida será el destino del producto en etapas iniciales, con la idea de abastecer directamente a los depósitos del interior más cercanos.

Fuente: Infocampo.com.ar

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!