Luciano Di Tella: «El consumo de lácteos se primarizó»

El encerramiento obligatorio promovido por la pandemia del Covid-19 promovió un cambio sustancial en la matriz argentina de consumo de productos lácteos.

«En términos generales, el consumo se primarizó debido a que la mayor parte de la gente quiere concentrar las compras en menos lugares», explicó Luciano Di Tella, director de la Pyme láctea Yatasto -localizada en el partido bonaerense de Navarro- y ex director nacional de Lechería.

El consumo de mozzarella, debido al cierre de restaurantes y pizzerías, se derrumbó en los últimos dos meses, al tiempo que creció de manera significativa el de queso cremoso.

«En la mayor parte de los hogares argentinos se compra cremoso en lugar de mozzarella porque, además de ser más barato, se emplea para muchas preparaciones, entre las cuales se incluye la pizza», comentó Di Tella a Valorsoja.com. «De todas maneras, lo ocurrido es parte de un fenómeno estructural, porque el crecimiento del consumo de cremoso viene creciendo ya en los últimos años», añadió.

Otros productos que registraron un aumento considerable de ventas son la leche común en sachet (dado que tiene un precio subsidiado por orden del gobierno nacional) y la leche larga vida en envase de cartón (ante la necesidad de acopiar muchas unidades en compras realizadas en supermercados).

«Las ventas de postres, lácteos funcionales y leche chocolatada, entre otros productos que ofrecen una gratificación al consumidor, cayeron en la actual coyuntura, así como también la de quesos duros, que tiene mucha salida por parte de empresas gastronómicas y hoteles», remarca Di Tella.

Otra víctima de la pandemia es el dulce de leche porque, si bien puede haberse mantenido el consumo hogareño, el grueso de la demanda de este producto es industrial y las heladerías, fábricas de alfajores y panificados -entre otros consumos- registraron importantes inconvenientes para operar y comercializar sus productos.

«Más allá del impacto en la capacidad del poder adquisitivo de la población, el hecho de que, por razones prácticas, la mayor parte de las personas ya no quieran hacer las compras en cinco lugares sino en uno solo, también contribuye al fenómeno de la primarización»,

Otra variable por considerar es que las compras realizadas en plataformas digitales tienden, al no haber efecto tentación, a restringir el consumo de productos gratificantes. Se trata de ventas dónde interviene mucho más la razón que la compulsión.

«En los últimos días aparentemente se han comenzado a restablecer ventas de productos que sufrieron el impacto de la cuarentana obligatoria, pero la gran cuestión que tenemos por delante es cómo, con exportaciones tan trabadas, vamos a encarar el excedente de leche que seguramente vamos a afrontar en la próximo primavera», advirtió el empresario.

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!