La lechería sigue esperando por soluciones estructurales

Ayer se realizó una reunión sectorial en el Ministerio de Agroindustria, convocada por la Subsecretaría de Lechería. Representantes tamberos, de la industria y el supermercadismo coincidieron en la necesidad de exportar para mejorar la coyuntura económica. La Nación buscará revitalizar el mercado brasilero. Los tamberos repitieron pedidos: plazos de pago, financiación, censo de productores.
 Ayer por la tarde se produjo una importante reunión del sector lácteo, la primera ocasión en la que el gobierno nacional pudo sentar en la misma mesa a todos los integrantes de la cadena. En el Ministerio de Agroindustria, y convocados por la Subsecretaría de Lechería, participaron del encuentro representantes del supermercadismo, la industria y de los tamberos, quienes analizaron la situación de la lechería argentina.
Estuvieron, entre otros, Yolanda Durán, de la Cámara de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático (Cedeaspsa), Juan Carlos Vasco Martínez, Representante Asociación de Supermercados Unidos (ASU), entre otros, de parte del sector comercial. Estuvo Miguel Paulón, del Centro de la Industria Lechera (CIL), en representación de los productores asistieron dirigentes de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Sociedad Rural Argentina, Cámara de Productores de Leche Cuenca Oeste, Cámara de Productores de Leche de Córdoba (Caprolecoba) y la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe (Meprolsafe). Oficiaron como anfitriones Ricardo Negri, Secretario de Agricultura de la Nación, Alejandro Sammartino, Subsecretario de Lechería, y parte de su equipo de trabajo.
No hubo anuncios en concreto ni el lanzamiento de políticas que modifiquen cualitativa y cuantitativamente la manera de encarar la situación de la lechería. Se comenzó a hablar, y luego del descargo que realizó “Ricky” Negri por sus dichos (ampliamente criticados por el arco tambero), de la lechería “2X” como proyecto para los próximos años.
La futurización de esta misión que puntualiza la Nación tiene que ver la falta de claridad para recorrer ese camino, incógnita que se multiplica en los tamberos. Por lo pronto se anuncia el lanzamiento de un “plan estratégico” en el próximo mes de julio, que seguramente buscará conectar todas las gestiones realizadas por la Subsecretaría con el objetivo de transparentar el mercado y la cadena.
De cualquier manera, por lo que pudimos averiguar, todas las partes coincidieron en la necesidad de recuperar mercados para la exportación, fundamentalmente cuando comience a sobrar leche en el mercado interno, tras una recuperación natural del sector primario. En este sentido fue concreta la opinión del representante de la industria, quien manifestó que con estos costos y estos valores es inviable exportar.
Por lo pronto se proyecta una reunión dentro de un par de semanas entre el gobierno, CIL y el gobierno brasilero para intentar destrabar el cupo de importación de leche en polvo. Actualmente Argentina puede exportar 4.300 ton mensuales a Brasil, cuando Uruguay le vende más del doble ya que no tiene restricciones para comercializar en ese país. El gobierno va a buscar interceder para ampliar ese volumen y facilitarle la tarea a las industrias.
El panorama actual indica que Brasil es el único mercado rentable para exportar leche, el resto aparece como inaccesible o fuera de mercado por los precios que se manejan.

¿Y SI NO SE EXPORTA?

Una gran disyuntiva surge en el sector en el caso que no se encuentren mercados extranjeros (Brasil o el que sea) para volcar la producción argentina. Sí aún con las bajas de producción evidenciadas por los inconvenientes climáticos y económicos el precio pagado al tambero apenas llega a cubrir los costos, el futuro sobrante de leche va a perjudicar aún más la ecuación del productor primario. Y aquí el perjuicio se hará más profundo, como ocurrió el año pasado, sobre las pymes.

Por su parte la industria remarcó la ayuda que recibió desde el gobierno para modificar su relación con el gremio (ATILRA) a partir de la crisis de SanCor y pidió que se repita para “enfrentar” a la comercialización. Consideran que hay términos de la relación que deberían mejorarse y ante este panorama consideran que el Estado debería interceder. En este sentido se informó que hubo un considerable retroceso de SanCor en cuanto a oferta de productos y que por ahora este faltante está siendo cubierto por La Serenísima y Danone, por lo que se presenta una oportunidad para las pymes lácteas para introducir sus productos.
En tanto desde las entidades tamberas se insistió con algunos pedidos que no son nuevos. Se pidió el acortamiento de los plazos de pago para con los productores, se reiteró la necesidad de postergar la retención del IVA (está en carpeta) y se puntualizó en los inconvenientes que tienen muchos clientes del Banco Nación. Muchos tamberos sufrieron el corte de cuentas corrientes y quedaron fuera del sistema financiero producto de las crisis ocurridas desde hace más de un año, por lo que no pueden acceder a ninguno de los beneficios que se anuncian desde el gobierno. Finalmente también se solicitó que se avance en la realización de un censo de tamberos, tarea que había sido conversada en nuestra provincia con Pedro Morini (Secretario de Lechería) pero sobre la cual hasta aquí no hubo novedades.
Se espera un nuevo encuentro dentro del próximo mes, para relevar las gestiones realizadas tras las distintas exposiciones realizadas ayer. Mientras tanto se siguen aguardando soluciones y el peligro de que sigan cerrando tambos está latente.
Fuente: Diario La Opinión de Rafaela

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!