El gremio de la industria láctea reclama 40% y las Pymes dicen que no lo pagarán

En el marco de la nueva discusión paritaria que se está dando en estos días en el sector lácteo, la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (ATILRA) reclamó un 40% de aumento a pesar de la crisis que atraviesa la actividad.

En este sentido, para APYMEL, «se trata de un incremento imposible de sostener en la actual crisis». El tema es que, en caso de trabarse las negociaciones, algunos referentes del sector temen que ATILRA impulse bloqueos a industrias.

Así las cosas, ante la negativa de APYMEL, ATILRA enfocó las negociaciones con el Centro de la Industria Lechera (CIL), que nuclea a las grandes empresas, con quienes se estaría cerca de acordar un incremento en torno al 40%.

«APYMEL no firmó ningún acuerdo porque el pedido del 40% de aumento en medio de una crisis es impagable e impide mejorar el precio de la leche a los tamberos», aseguraron los pequeños y medianos empresarios lácteos.

Cabe mencionar que en 2016 los trabajadores afiliados a ATILRA lograron un ajuste salarial del 40% sumado a un aporte extraordinario no remunerativo de 3000 pesos a cobrar durante el próximo mes de febrero.

«Parece que no entienden la magnitud de la crisis que estamos atravesando», dijo a La Política Online el propietario de una Pyme láctea que da trabajo a unas 30 personas en una localidad del norte de la provincia de Buenos Aires.

Para colmo, la bronca de los empresarios y los tamberos con los sindicalistas es cada vez mayor dado que en 2009 se acordó -con apoyo del gobierno kirchnerista- abonar un aporte mensual «solidario» al gremio que hoy supera los $ 90 millones.

Según datos de fines de 2015 del Ministerio de Trabajo de la Nación, hay en todo el país unos 35.939 trabajadores lácteos, de los cuales 28.000 están afiliados a ATILRA (dicho «aporte solidario» es de 3200 pesos por trabajador).

En este escenario, en la Argentina, según datos oficiales, el año pasado se produjeron apenas 9711 millones de litros. Se trata de una cifra 14,1% inferior respecto a la registrada en 2015 y la más baja desde 2007.

Las perspectivas para 2017 no son para nada favorables. El desastre climático ocurrido durante el primer mes del año (que afectó principalmente a Santa Fe y Buenos Aires) ya produjo la perdida de millones de litros de leche.

El lado bueno (dentro de tanta desgracia) es que a partir de la reducción de oferta en el mercado local los precios pagados por las industrias a los tamberos aumentaron de 4,70 en diciembre a 5,0 pesos en enero.

De esta manera, según datos del Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (IAPUCO), la participación de los productores mejoró al ubicarse en diciembre pasado en 28,9% contra 22,4% en el mismo mes un año antes.

De todas formas, aún se está lejos del 33% (como piso) de participación en el precio total que reclaman los tamberos. Los supermercados y el Estado, en tanto, siguen con el mismo esquema de participación del 30% y 15%, respectivamente.

Fuente: La política online

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!