El doloroso fin de fiesta de Atilra

Durante una asamblea donde no suele haber voces disonantes, Héctor Ponce reconoció implícitamente que la industria paga sueldos y hace aportes al gremio que no puede afrontar y amenazó con un paro nacional si se investigan los excesos cometidos durante su gestión.

El secretario general sabe que buena parte de la comunidad y de los trabajadores lo responsabilizan por la situación en que se encuentra SanCor y por eso, en una asamblea que se desarrolló la semana pasada ensayó algunas concesiones que no son otra cosa que un reconocimiento tardío de la larga cadena de excesos en los que incurrió y que se viene cuestionando desde hace aproximadamente cinco años. Por las dudas, Ponce también abrió el paraguas, amenazando con decretar un paro nacional si las autoridades nacionales deciden abrir una investigación o incluso intervenir el gremio en vista de las irregularidades que están saliendo a la luz.

Solamente en la construcción de la nueva clínica, Atilra lleva gastados, según fuentes internas del gremio, más de 250 millones de pesos, es decir, más de la mitad del salvataje que el gobierno nacional está a punto de otorgar a SanCor para evitar su quiebra y posibilitar la puesta en marcha de un proceso de reestructuración que en el mejor de los casos, provocará el despido de casi la tercera parte de la masa de trabajadores que hoy tiene la cooperativa.

Pero la desesperante situación actual no se generó espontáneamente sino que se fue gestando a lo largo de los últimos años, cuando Ponce se hizo cargo de la conducción nacional del gremio. La idea original era construir una especie de feudo en la ciudad que le dio cobijo, con la anuencia de la dirigencia de SanCor que lo vio como un vehículo útil para hacer buenos negocios. Pero la historia terminó mal, con un gremio desproporcionado y una empresa en bancarrota. Ponce construyó su fantasía megalómana gracias a un aporte extraordinario que la industria lechera aceptó pagarle al gremio para asistencia en salud. El mismo aporte que esta semana, durante una asamblea donde habitualmente se vota lo que ordena, se acordó suspender de manera transitoria. Algo así como un reconocimiento tardío de lo que decenas de pymes cuestionaban desde hace años de manera infructuosa.

Los millonarios fondos sirvieron para construir una quimera, un centro educativo donde prácticamente no se dictan carreras de relevancia, un centro cultural que sirvió como plataforma para realizar recitales de bandas musicales de renombre nacional y una clínica totalmente desproporcionada con respecto a las necesidades y posibilidades de la ciudad y la región.

Todo en la historia sunchalense reciente de Ponce parece ser desmesurado. Sin embargo, la mayoría simuló no verlo. Los medios locales festejaron y celebraron cada una de su hazañas, como los contingentes de celebridades, modelos, panelistas de TV rosa y chimentos que llegaban a la ciudad en vuelos costeados por el gremio, boxeadores como Sergio Maravilla Martínez o la Tigresa Acuña, o recitales que ni siquiera se realizan en los centros urbanos más importantes de la provincia. “Nadie te da tanto”, reza una de las consignas de Low, el boliche que instaló en el camping gremial -y condenó al ocaso a la disco del club Atlético Unión, donde se divirtieron y enamoraron varias generaciones de sunchalenses-, escondía una verdad cruel porque al tiempo que “regalaba”, le quitaba a la ciudad una de sus principales fuentes de empleo y parte de su historia e identidad como la cooperativa SanCor. “Nadie te quitó tanto”, podría ser el lamento de las familias sunchalenses que hoy ven peligrar su sustento.

Fuente: Ecosunchales

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!