Con Sancor en crisis, las Pyme resisten un “aporte solidario”

Apymel no suscribió el acta acuerdo por ese aporte y planteó su disconformidad con una denuncia ante la cartera laboral. El conflicto fue incipiente cuando se estableció este cargo y recrudeció desde 2011.

En medio del proceso de reestructuración de Sancor para buscar alguna salida a su crisis, la paritaria del sector lácteo sigue sin ser homologada, a más de un mes de firmada el acta acuerdo por las empresas grandes y el sindicato.

A diferencia de otros rubros, en este caso el problema no está en el nivel del aumento, que fue establecido el año pasado, cuando se acordó un alza de 40 por ciento en dos partes.

El documento para el último tramo, que se firmó en febrero y está en el Ministerio de Trabajo nacional, agrega un ítem sobre el aporte solidario fijo que está en discusión hace años, por la negativa de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) de avalar este cargo no salarial.

Pablo Villano, presidente de la entidad, se reunirá hoy en Villa María con el ministro de Agricultura local, Sergio Busso, luego de una gira por distintos puntos del país para plantear las dificultades del sector.

Apymel no suscribió el acta acuerdo por ese aporte y planteó su disconformidad con una denuncia ante la cartera laboral. El conflicto fue incipiente cuando se estableció este cargo y recrudeció desde 2011.

Sancor, en cambio, pese al proceso que atraviesa, con plantas sin operar y atrasos en los pagos, fue una de las primeras en firmar. También el Centro de la Industria Lechera (CIL), y con él, otras grandes usinas.

“El aporte para la obra social, que comenzó en 2009 con 100 pesos por mes por trabajador, ahora es de 3.600 pesos. Representa el 18 por ciento de un sueldo básico y se suma a otros aportes para Atilra (el sindicato lácteo) de 6,5 por ciento”, dijo el dirigente lácteo.

“Si se suman cargas sociales y otros (ítems) obligatorios, cada empleado le cuesta casi el doble que el salario”, advirtió.

Muchas industrias pequeñas fueron a la Justicia y, según Villano, hay más de 50 con demandas. “Si los fallos salen en contra, la empresa tiene que cerrar”, dijo. “Queremos poner en negociación el pago del aporte, pero también la deuda acumulada en este tiempo”, agregó.

Procesamiento. 7.000 empleados. En un universo de 28 mil trabajadores, las Pyme lácteas dan empleo directo a unas siete mil personas.

Fuente: La Voz

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!