APYMEL: “terminaban pagando los tamberos”

Luciano Di Tella, empresario y representante de APYMEL, analizó el acuerdo alcanzado sobre fines de la semana pasada y detalló la situación de las plantas de producción. Reconoció que las negociaciones fueron “duras”, pero afirmó que “valió el esfuerzo”.

La semana pasada la lechería en general estuvo en vilo por las negociaciones que buscaban un auxilio para SanCor y una mejora sustancial para el resto de las industrias del sector. Gracias al entendimiento entre las cámaras empresariales y el gremio de los trabajadores, con el aporte económico del Estado Nacional para la Cooperativa con sede en Sunchales como una especie de garantía, las reglas de juego cambiaron y se esperan consecuencias positivas para uno de los rubros productivos más castigados de mucho tiempo a esta parte.
Uno de los “ganadores” en esa puja fue la Asociación de Pequeñas Y Medianas Empresas Lácteas (APYMEL), que pudo encontrar adhesiones en su lucha principal: evitar el pago del “aporte solidario” por considerarlo anticonstitucional. Las negociaciones determinaron una reducción de casi el 70% de ese concepto, además de la caducidad de las deudas generadas, lo que supone una mejora sustancial en la relación entre las partes.

Sobre todo lo vivido dialogamos con Luciano Di Tella, uno de los representantes de APYMEL en las reuniones celebradas en el Ministerio de Trabajo. Di Tella es un ex integrante del Ministerio de Agricultura del kirchnerismo, primero como Subsecretario de Lechería y luego como Subsecretario de Economías Regionales, hijo del ex canciller menemista Guido Di Tella, y máximo accionista de Yatasto S.A., láctea oriunda de Navarro.

Luciano reconoció que las negociaciones fueron “duras, sobre todo al principio, siempre es duro estar negociando con un paro, con la industria frenada sabiendo lo que nos cuesta manejar productos perecederos. En nuestra fábrica tuvimos que pagar horas extras sábado y domingo para procesar la leche. El daño que se le hizo a la industria fue muy grande y no sé si el sindicato es consciente que ese daño agrava la situación de la lechería.”

Para los empresarios fue un gran “esfuerzo”, pero que “valió la pena, primero porque se destrabó la ayuda a SanCor, que creemos que era muy importante. Creemos que es una empresa emblemática de la Argentina y hay que hacer todos los esfuerzos porque salga adelante. Después porque teníamos un conflicto con el sindicato respecto del aporte solidario, que lo había firmado el CIL, APYMEL nunca lo había firmado y estábamos en una discusión muy grande, con supuestas deudas digo yo porque nosotros no las reconocíamos. Igual había muchos juicios y una situación de mucha incertidumbre de las pymes, que debían más de lo que valía su industria.”

El “aporte solidario” es una lucha de mucho tiempo de APYMEL, ya que quedaron solos en la intención de remarcar que se trataba de algo inviable. Di Tella dijo que “estábamos dando una pelea en inferioridad de condiciones, el CIL lo había firmado de manera inexplicable. Acá no estamos discutiendo el aporte a la obra social, que lo pagamos como cualquier otro sector, como cualquier otra industria. Acá no estamos hablando de un aporte solidario, ya tenemos metido en el convenio colectivo un 6,5% de un aporte que se llama Solidario y Subsidiario, un aporte extra para el sindicato, para actividades de salud pero también sociales que el sindicato hace y no estamos en contra de eso. En total estamos hablando de más de $ 5000 que el sindicato pretendía que pague el sector industrial. Tener que financiar las actividades en esa magnitud, en el fondo terminaban pagando los tamberos porque nos quitaban poder de compra y el que estaba pagando ese aporte extraordinario era el tambero.”

El acuerdo especifica que caducan todas las deudas que las empresas mantenían, según el gremio, por el “aporte solidario” no abonado. Pero también expresa que aquellos conflictos que están judicializados exigen un acuerdo entre las partes. Di Tella explicó que “el espíritu es que el aporte solidario se condona, lo que pasa es que los juicios tienen muchas situaciones distintas. Algunos incluyen montos devengados por OSPIL, que eso sí corresponde y hay que pagarlos, entonces ATILRA no podía firmar que iba a dar de baja los juicios. Además ATILRA es el actor en los juicios, el que demanda, pero nosotros como APYMEL no somos los actores, los juicios son contra las empresas y yo no tenía la firma de las 200 empresas. Lo mismo pasa con los juicios que tenemos las empresas contra ATILRA por inconstitucionalidad”.

Finalmente consultamos a Luciano Di Tella sobre los datos desde APYMEL respecto de lo que viene cediendo la industria. El empresario remarcó que “nosotros estamos perdiendo 3 o 4 empresas por trimestre, sobre todo las pymes, las más chiquitas. Por ahí no es tanto las que perdimos sino las que están en situación complicada ya que no pueden pagar las cargas sociales, los aportes sindicales o pagan los sueldos desdoblados. Son empresas pequeñas y las que realmente dan trabajo en pequeños pueblos del interior. Siempre el argumento nuestro es que ATILRA no puede tratar con la misma vara a una empresa grande de miles de empleados con una pequeña pyme que está en el medio del campo. Con condiciones que no son equivalentes, entonces no puede ser que se pague lo mismo. Incluso la misma función del empleado.

Yo siempre uso el mismo ejemplo de la caldera, el calderista en una pyme es un hombre que está arrimando leña a la caldera y controlando que funcione bien, en una empresa grande es un ingeniero industrial que está mirando una consola con una computadora. Obviamente esos salarios son distintos y deberían tener también distintos aportes.”

Fuente: Diario La Opinion de Rafaela

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram
Share on google
Comparte en Google+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!