Apymel acompaña a la familia de Lácteos Aurora

“No tengo dudas de que Lácteos Aurora se va a levantar”


El siniestro vivido la semana pasada en la fábrica de Lácteos Aurora plantea varios desafíos para lograr la continuidad de una empresa pujante que cerca de cumplir 20 años se ve atravesada por una tragedia. Pablo Villano, presidente de Apymel está trabajando junto con los dueños de la empresa desde el mismo momento del incendio.

El día miércoles, en horas del mediodía se produjo un incendio por una soldadura. Estaban trabajando unos operarios en una cámara de maduración en Lácteos Aurora de 9 de Julio.

Lácteos Aurora es una fábrica de lácteos, más que nada de quesos, específicamente mozzarella, es de Martín y Paola Cappelletti, que hace desde el 2002 comenzaron a industrializar la producción del tambo. Han crecido hasta ahora que estaban recibiendo más de 100.000 litros diarios, con 90 personas trabajando, realmente estaban haciendo un trabajo muy bueno a nivel local, vendiendo en supermercados e hipermercados. Incluso han exportado a Estados Unidos. Y en 50 minutos estaban soldando un techo de una cámara, se prendió fuego el aislamiento y cuando llegaron los bomberos no pudieron hacer nada. Se quemó por completo todo lo que es la cámara de maduración y todo lo que es producción. Lo único que se salvó es el área de servicios, la caldera y el recibo de leche, al igual que los tanques, que también se salvaron.


¿Cuáles fueron las reacciones inmediatas?


Apenas nos enteramos de la noticia, con Martín, que es socio de Apymel, además de un amigo, empezamos a hacer contactos. El primero que se puso a disposición fue el Director Nacional de Lechería, Arturo Videla, me llamó también el Ministro de Desarrollo Productivo de la Provincia de Buenos Aires, Javier Rodríguez. Y Arturo Videla se puso en contacto con el Ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, quien le dijo que se pongan totalmente a
disposición nuestra. Tal es así que el jueves organizamos en horas del mediodía una visita rápida a la planta, he hicimos este viaje a 9 de Julio con Videla y Rodríguez; allá nos estaban esperando el intendente local, senadores provinciales, concejales y toda la ciudad de 9 de Julio, conmovida por el siniestro.


Ahí nos encontramos con el panorama, y con la gente, que gracias a Dios no sufrió daños, pero
que estaba en estado de shock. Hicimos una reunión luego de recorrer todas las instalaciones, todo lo que quedó, todo quemado, todo chamuscado, todo un panorama de catástrofe realmente. Después de esa recorrida nos fuimos a la oficina, con Martín, con su referente, el encargado, con el Licenciado en Asuntos Laborales, con el Asesor Técnico, y ahí comprobamos la unión y el compromiso que tiene él con los trabajadores, con su fábrica y con la sociedad de 9 de Julio.

Ahí todos hablaban de la prolijidad de esa empresa, del trato, de cómo estaban encima de los trabajadores, de su compromiso, y ahora desafío de volver a construir. Obviamente con mucha ayuda, pero la idea es un poco esa. Escuchamos un poco las necesidades que tenían, y hay dos básicamente, ósea dos temas para encarar.


¿Cuáles son esos temas, cómo se seguirá ahora?


Un tema es el de la gente, de los trabajadores, de sus salarios, de sus ingresos. Arrimarse lo más posible a lo que ellos están hoy por hoy percibiendo. Por eso le hicimos mención que este martes tendremos una reunión con el Vice Ministro de Trabajo de la Nación, Marcelo Bellotti, con la Directora de Asuntos Laborales, Gabriela Marcello, donde nos va a acompañar también el Director de Lechería, va a venir también Martín Cappelletti, el dueño de Lácteos Aurora, y
estaré yo como presidente de Apymel. Pero sabemos que ya se está tramitando, viendo el tema del Repro, de los programas estos que existen por la crisis industrial. Y, por otro lado, siempre en el tema de la gente, la provincia de Buenos Aires tiene otro programa también, donde hay subsidios para los trabajadores en una situación de crisis. En este caso, no es de crisis, es de catástrofe, es algo mayúsculo. Ese sería uno de los temas. El otro tema sería el de la reconversión de reestructuración, de volver a construir de nuevo. Ese es un tema más complejo, pero en el que también hay que hacer una evaluación de todo lo que se perdió, de todo lo que está pendiente. En este tema, el de la reconstrucción, ya hay que ver a los bancos. Esta empresa tiene cuentas tanto en el Banco Nación como en el Banco Provincia, con una prolijidad nunca vista, no tienen un solo cheque rechazado, tiene seis cuentas abiertas con seis bancos diferentes. No tienen una sola deuda hasta el día del siniestro, ni con el Estado, ni con los bancos, ni
con los proveedores, no deben cargas sociales, nada. Y por supuesto que ni hablar de los trabajadores. Están todos al día y hasta con esfuerzos superiores a los que les marca la ley.
Eso es una ventaja, porque a la hora del refinanciamiento para la reconstrucción tanto el Banco Provincia como el Banco Nación, pueden jugar un papel importante. También vamos a hacer las gestiones en el Banco Bice, para que también ayuden. Acá tienen que ayudar todos. Toda la plana política provincial, nacional, municipal, los bancos.
Y el material más importante que le quedó es el material humano, la familia de Lácteos Aurora realmente es algo a destacar, el compromiso que tiene esa gente con los dueños, tanto con Martín como con Paola, y el compromiso que tienen entre ellos, los dueños con la gente y con la comunidad.

Ese sería un resumen del viaje que hicimos, una experiencia muy desgraciada, pero también que vale la pena ser vivida, porque te hace ver un montón de cuestionamientos de este tipo de
situaciones. Y también, por supuesto, un replanteo. Porque en el día a día de lo que tiene una Pyme, de sus prioridades, y uno va haciendo una cosa, poniendo una cámara, una máquina, todo para crecer, y uno siempre deja el tema de los seguros, en este caso contra incendio, para último momento. Y en realidad, no es que lo dejó, lo estaba averiguando, pero para asegurar una fábrica de estas, uno lo que tiene que cumplir para que el seguro no sea imposible de pagar, son muchas normas, muchas modificaciones a las que muchas veces nunca se llega.

Así que esto nos tiene que servir también, lamentablemente ya le pasó a Martín, pero a las otras industrias socias, a las Pymes, nos tiene que servir para entender que tenemos que hacer como prioridad el asegurar nuestro material capital, que está en nuestras fábricas. Porque realmente, como pasa en este caso, no es habitual, pero en este caso pasó, que en 50 minutos no quedó nada, se perdieron 20 años de sacrificios y de trabajo.

Esto sirve de experiencia, y otra de las cosas importantes que quedan por delante, y es a la que está abocada la Asociación en conjunto con los gobiernos nacional y provincial es de dar el apoyo. Ahora hay que llevar a la práctica todas las cosas que se hablaron en estos días. Tiene que llegar la ayuda de la provincia de Buenos Aires, tanto del Ministro de Trabajo, del Ministro de Desarrollo Agrario, de todos los que tienen que ver con esta industria láctea. También de parte de la Nación, la Dirección de Lechería, El Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Trabajo, todos deben ponerse a trabajar, y obviamente los bancos, tanto el Banco de la Provincia de Buenos Aires, como el Banco de la Nación Argentina, ahí tiene que haber una acción con las autoridades para que aparezca el financiamiento. Con una empresa ejemplar como ha sido siempre esta, obviamente no hay dudas de que va a hacer honor a las deudas en
las que incurra para levantar esta fábrica, porque seguro que la va a volver a levantar.

Comparte el articulo

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en WhatsApp
Share on telegram
Comparte en Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias por suscribirse!

En pocos días comenzara a recibir todas nuestras novedades  acerca de Apymel.

¡Que tengas un lindo día!